lunes, 15 de enero de 2018

¿OTRA PAREJA MÁS? 4 consejos para vencer la tentación.

Siempre se dice que si en el criadero tenemos espacio para 10 parejas ponemos 11. Siempre hay hueco para una más, y quizás otra y otra... Los criadores siempre tenemos ese instinto casi incontrolable de meter más parejas de las que realmente caben con lo cuál podemos provocar serios problemas de organización al final de la cría.

Al empezar la cría estamos llenos de energía, y motivación, tenemos fuerza para una y para 10 parejas más si hace falta, pero al finalizar la cría, si no nos autolimitamos por espacio y por tiempo disponible, el exceso de parejas se nota y puede provocar fallos importantes en la gestión del criadero.

¿Fallos como cuáles? Bueno, el fallo más común es meter más parejas de las que podemos atender, con lo cuál la cría se puede transformar en un periodo estresante sin disfrute alguno. Otro fallo muy común es meter más parejas sin tener en cuenta que hay que dejar espacio para los jóvenes independizados, esto pasa en muchísimos criaderos y lo que suele provocar es muy lógico, llenamos más los voladeros o jaulones con los pichones nuevos, más problemas de picaje, menos control, más riesgo de transmisión de enfermedades... en fin, un desastre.

Pero como es tan tan dificil vencer la tentación de no meter ni una pareja más, hoy os muestro 4 consejos para evitarlo.

1. APARTA PRIMERO EL ESPACIO A LOS PICHONES: Esto es, si tienes por ejemplo 10 parejas deja al menos dos jaulones libres para ello. Luego ya con lo que sobre coloca las parejas que te interesen. Esto es muy importante porque no podemos descuidar a los futuros campeones, ellos son prioridad.

2. DEJA AL MENOS UN JAULÓN O UN VOLADERO LIBRE PARA LOS SOBRANTES: Cuando estamos haciendo las parejas siempre sobra algún pájaro, bien porque no esté en condiciones, porque no le encontramos novia... lo que sea. No hay que emparejar todos los pájaros que tenemos.

3. EMPAREJA SÓLO PÁJAROS SANOS: Cuando vayas a poner las parejas revisa los pájaros, revisa su abdomen, sus heces... y valora si están al 100% o no. Si no lo están no los pongas a criar, es una tontería, los pájaros sanos son los que verdaderamente producen y crian bien.

4. PIENSA EN EL AÑO ANTERIOR: Hazte estas preguntas ¿Cuantas parejas puse? ¿Dispuse del mismo tiempo? ¿Estuve muy agobiado? ¿Tuve espacio para los pichones?. Si tu tiempo y tus  instalaciones fueron las mismas no pongas más parejas que el año anterior.

Y ten presente siempre esto, un exceso de parejas suele afectar a los resultados productivos del año siguiente. ¿No queremos eso verdad? Pues moderación entonces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario