miércoles, 13 de enero de 2016

MIS EXPERIENCIAS CON EL ROJO MOSAICO 1º Parte

El rojo mosaico es yo creo, con todo el respeto a las demás gamas el canario espectacular por excelencia, sobretodo la línea macho ha alcanzado ya unos niveles artísticos casi extremos de espectacularidad, con manipulación o sin ella, porque ya hablaré en otro artículo de las manipulaciones en canaricultura y todos sabemos que historicamente el rojo mosaico es quizás la variedad más manipulada de todas. Pero bueno ya hablaremos de esto más adelante, no me quiero desviar del tema.

El caso es que criemos la gama que criemos, cuando vamos a un nacional o a un mundial siempre buscamos a los premiados en rojo mosaico con la idea que os comento, encontrar la espectacularidad máxima.

Seguramente sea una exageración por mi parte pero el rojo mosaico debe ser de las pocas variedades que todos hemos criado alguna vez, sin embargo debido a la tremenda dificultad que tiene el factor mosaico y a la competencia brutal pocos criadores son los que realmente han tenido éxito con esta gama.

Yo soy uno de tantos criadores frustados digamoslo así con esta gama. No por no haber tenido pájaros buenos, creo que en los 7 años que los trabajé conseguí una línea de alto nivel pero bueno en mi caso circustancias personales que mis allegados conocen hicieron que tuviera que dejar esta preciosa gama. Pero siempre será mi gama predilecta, de hecho yo quería ser criador de canarios gracias a este canario.

Mis primeras parejas tenían el nombre de dos de los más importantes criadores de esta gama, José Manuel Mantas y Jose Ramón Domenech. Yo creo que si crias rojo mosaico y no conoces a estas dos figuras es que sabes poco de pájaros la verdad. El caso es que empecé a trabajar con ellos y en años sucesivos reforcé la gama con sangre de los mejores criadores de la provincia que conocía, Juan González en Plasencia, Dimas Cabeza en Cáceres y muchos otros. Y luego refresqué con líneas italianas que creo supusieron un salto cualitativo impresionante. Con esto conseguí un núcleo de pájaros muy sólido pero en esa época ni siquiera me planteaba los concursos, de hecho sólo he concursado con los rojos mosaicos dos temporadas el resto fue cría casera como digo yo, cría de disfrute. Y la verdad que el rojo mosaico me ha hecho ser criador, de hecho creo que he conseguido una buena línea de amarillos gracias a esos trabajos con los rojos mosaicos.

Esos pollitos de color melocotón( porque en aquellos años no era tan frecuente ver como ahora pájaros noveles casi blancos si no que pese a que no pigmentaras y dieras carotenoides mostraban una coloración albaricote para mi preciosa) me hicieron ser el criador que soy.

A quién se quiera iniciar les diría que no tengan en cuenta ni la competencia, ni las dificultades selectivas que tienen las gamas mosaicas, ni la dificultad de obtener esas alas blancas que no apasionan y también obsesionan hasta extremos insospechados... No tengan en cuenta las dificultades, sólo pienses en lo sencilla que es su cría, en lo agradecido que es y por su puesto en la belleza que tiene el que es en mi opnión el canario más espectacular que existe.

Mañana seguimos el artículo con unos humildes consejitos para poder tener una cría exitosa con ellos.