jueves, 12 de abril de 2018

¿LA PASTA ROJA ES UNA ESTAFA?

Este asunto seguro que levanta verdaderas ampollas en el sector de la nutrición aviar pero es un tema que está en la palestra para los criadores profesionales desde hace tiempo.


Cuando empiezas a criar canarios y compras algún pájaro de factor rojo, tomamos la decisión de utilizar pasta roja. ¿Tiene su lógica verdad? Si son rojos pues en vez de pasta amarilla, roja. Pero ¿Que pasa luego? Pues que empiezas a visitar los concursos y te das cuenta de que esos rojos campeones sí son rojos, mientras los tuyos tienen un tono mucho más leve, más cercano al naranja que al rojo. Empiezas a investigar y descubres que los criadores profesionales utilizan unos polvitos para pigmentar adecuadamente, un colorante básicamente y descubres palabras que antes te sonaban muy lejanas y que se vuelven de uso cotidiano, cantaxantina, carofil, betacaroteno...

¿Que haces entonces? Pues añades esos productos con una dosificación concreta a tu pasta roja. Y bualá, mis pájaros ya si que son rojos.
Pero después de un tiempo luego piensas, si la coloración la dan estos productos ¿Para que sirve la pasta roja? ¿Es que no es necesaria?


La respuesta es rotunda, la pasta roja no es necesaria en absoluto, lo verdaderamente importante son los colorantes que se añaden a la pasta. Entonces ¿Es una estafa? No, en ningún momento las empresas te aseguran que esa formulación sea suficiente, de hecho su porcentaje de colorantes es muy deficiente. Y os pongo un ejemplo, la pasta roja de Kiki, conocida por todos presenta entre sus ingredientes 60 mg de cantaxantina por kilo de pasta, si establecemos que la dosis media de pigmento añadido a la pasta son unos 10 gramos por kilo, estamos hablando que la dosis que viene en el producto es 166 puntos inferior. Es cierto que cada pasta tiene un valor diferente de pigmento pero en general es muy bajo.

En resumidas cuentas, es cierto que la pasta roja no es obligatoria, pero siempre la puedes considerar como un complemento útil a tu formulación, eso si, teniendo en cuenta que aporta una dosis muy mínima de pigmento.