jueves, 3 de mayo de 2018

¿CRIAR PÁJAROS ALARGA LA VIDA? Esto es lo que la ciencia dice.

No existe ningún estudio oficial científico, ni siquiera un estudio medianamente serio que pueda confirmar que criar aves alargue la vida. Se han hecho sin embargo montones de estudios sobre perros en los que prestigiosas universidades confirman que hay una relación entre tener estas mascotas y alargar la esperanza de vida. En concreto en uno de estos últimos estudios realizado por científicos suecos se aseguraba que la esperanza de vida de los que tenían este tipo de mascota era hasta un 33% mayor, pero sobretodo se basaban en una explicación muy lógica, tener estas mascotas obligaba a los dueños a moverse y esto por consiguiente en una sociedad sedentaria conlleva una disminución importante del riesgo de problemas cardiovasculares, una de las primeras causas de mortalidad.


Pero no sólo andar es la clave, nuevos estudios aseguran que los efectos psicológicos de tener y criar animales, entre ellos las aves, influyen más de lo que creemos en nuestra esperanza de vida.

Se comentan muchos factores, unos con más discrepancias que otros pero voy a hablar de los tres más importantes, el estrés, la muerte y la existencia de un proyecto personal.

Muchos estudios han comprobado que las personas con animales, o que tienen a cargo animales sufren niveles más bajos de estrés, la explicación es bastante lógica, el animal le supone un disfrute y a fin de cuentas una desconexión tanto laboral como vital en general y es por ello que el estrés se reduce a niveles ínfimos.


El segundo aspecto es un poquito más complejo, la muerte. Sin duda el hecho de pensar que en algún momento vamos a morir es uno de los mayores desasosiegos del ser humano, es duro pero es cierto. La sociedad actual en general se aleja cada vez más de la idea de la muerte, huimos del tema, lo intentamos evitar. Sin embargo no hace mucho la sociedad, sobretodo en el mundo rural afrontaba esta realidad de una forma mucho más natural, algo cercano a lo que no hay que tenerle miedo. Las personas que crian animales, por ejemplo un ganadero o un criador de canarios viven perfectamente el ciclo de la vida, continuamente ven a sus animales crecer y morir y ese enfrentarse con esta realidad de manera continua hace, y está comprobado, que asuman la muerte de una manera muchísimo menos traumática.

El tercer aspecto importante habla de sentirte realizado, tener un criadero conlleva sentirte bien, pues desarrollas un proyecto con tus ideas, con un sistema propio y con tus creencias. Da igual que tu situación familiar esté alterada, o que en tu trabajo seas el último mono, tu criadero es tu proyecto y lo gestionas tal y como quieres.


Podríamos nombrar otros muchos motivos para justificar más esta idea pero lo que queda claro, y no hay discusión es que para los que amamos los animales estos son nuestra mejor medicina.