lunes, 11 de agosto de 2014

EL MOÑA ALEMANA AMARILLO MOSAICO: El proyecto más ambicioso.

Desde que empecé a criar canarios, la existencia del factor moña ha sido uno de los aspectos más llamativos
de la genética de estas aves. A muchos grandes genetistas les ha ocurrrido lo mismo y por eso muchos decidieron poner a muchas variedades la guinda de la moña. Y como era lógico, desarrollar una raza de canarios de color con moña era algo ineludible e inminente.
Personalmente creo que las coronas más bellas son las de Gloster, pero la posibilidad de conseguir moñas de cualquier color existente me resulta mucho más atractiva, más aún si se trata de conseguir Amarillos Mosaicos con moña.

Sin embargo no me gusta considerar esta raza como una variedad de postura más, de hecho el único rasgo que hace que sea un pájaro de postura es la corona, por tanto prefiero verlo como lo que es, simplemente un canario de color con un detalle añadido que es la moña.

Por tanto en mi caso, que trato de obtener mi propia cepa de Amarillos Mosaicos con moña el método de selección no cambia, sólo el hecho de fijarse en un factor más.

Resulta sin duda el proyecto más ambicioso de todos los que he iniciado, no sólo porque se trata de un proyecto a largo plazo, sino porque si ya de por si es díficil sacar un Amarillo Mosaico bueno, imagina si le añadimos una moña. La dificultad se multiplica está claro.

Pero bueno, acabo de empezar como quien dice, no me pongo plazos y cuando llegue el momento podré disfrutar de mi propia cepa de Amarillos Mosaicos con moña.