martes, 12 de septiembre de 2017

BLANCO RECESIVO: ¿Una gama de referencia?

Una de estas tardes pasadas, en estos ratos libres con el móvil que todos tenemos enviaron por un grupo de Whatsapp una foto de un canario, concretamente un Blanco Recesivo espectacular de Javier Fernández, que por si no lo sabeis es uno de los mejores criadores de blancos de este país. El pájaro era uno de estos blancos pomposos que ganan concursos, ya sabeis que tipo de pájaro me refiero, pico corto, cabeza grande y redonda, cuerpo rechoncho si, pero sin evidenciar un exceso de pluma exagerado... en definitiva el Blanco Recesivo que los grandes criadores buscan. A todos lógicamente nos impresionó pero en el grupo también había un juez que opinaba, y su opinión la respeto muchísimo porque es un gran juez, que morfológicamente ese y otros muchos blancos se alejaban del estándar de los canarios de color. Y razón no le falta.
Y aquí empezó un debate apasionante entre lo que buscan los criadores y lo que buscan los jueces. Un debate que es cierto que se da en muchas otras razas y variedades pero que en el blanco recesivo tiene matices diferentes y que incluso lleva a criadores a considerarlo ya más un canario de postura que un canario de color ¿Y por que? Bueno lo primero que quiero decir es que a día de hoy el Blanco recesivo es el canario de color con mejor morfología para mi y esto no es casualidad, sino que responde a su propia esencia. ¿Porque los canarios lipocrómicos suelen tener mejor talla y forma que los melánicos? Pues tan simple como que en su selección tienen que abarcar menos. Si yo crio ágata opal rojo mosaico por ejemplo tengo que fijarme a la hora de seleccionar en el tamaño, en la forma, en la melanina, en la categoría, en el lipocromo, en la coloración de las partes córneas... En cambio si crio por ejemplo amarillo intenso y nevado tengo que tener en cuenta menos aspectos. Esto hace junto con el hecho de que hay mayor competencia que los canarios lipocromos y sobretodo los blancos recesivos y los amarillos intensos y nevados tengan la mejor morfología de todos los canarios de color. Para mi esto es un hecho, una realidad. Sin embargo llega a un punto, que el canario blanco recesivo ya ha alcanzado, dónde ya su propia morfología tiende incluso a alejarse de la estandarizada para todos los canarios de color. Llegados a este punto cuesta decidir si lo más sensato es poner una barrera inamovible o dejar que los propios criadores marquen el camino a seguir. Y el debate continua, ¿Es el blanco recesivo la gama de referencia en cuanto a morfología o por el contrario se aleja ya del objetivo plasmado en el estándar?