martes, 14 de noviembre de 2017

EL CURIOSO EJEMPLO TRUJILLO

Este fin de semana el Club Ornitológico de Trujillo, una pequeña ciudad extremeña de algo menos de 10000 habitantes celebra su primer concurso ornitológico, es una sociedad joven que empieza en esto de la ornitología, la noticia no parece muy atractiva ¿verdad? Hay mil casos de sociedades y agrupaciones nuevas de este país que empiezan pero el caso de Trujillo es diferente, casi casi único, pues los canarios y demás pajarillos no estarán solos sino junto a otros 400 animales. El concurso se celebra en el contexto de la feria agroganadera que Trujillo lleva organizando desde hace muchos años.
Trujillo siempre ha sido una localidad referencia para la ganadería y la producción animal española y precisamente la ornitología es producción animal.

¿Que nos diferencia realmente a los criadores de canarios de por ejemplo un criador de ganado vacuno charolés, una de las razas presente en el evento? Pues simplemente que de una se puede vivir y de los canarios lamentablemente y salvo ejemplos muy extraños no. Pero a fin de cuentas es lo mismo, la misma mecánica, seleccionar, buscar el campeón, hacer buenos cruzamientos, controlar la sanidad, la nutrición... el proceso es el mismo, los aficionados a la ornitología deportiva que gestionamos un criadero somos ganaderos a fin de cuentas y me parece genial y un ejemplo único que la Ornitología se incluya dentro de una feria como esta.

Esto no quita de que yo tenga una opinión muy clara y bastante crítica de los concursos en Extremadura pero me enorgullece saber que la ornitología deportiva, aunque sea con un pequeño concurso se haya hecho un hueco dentro del mundo de la ganadería, sin duda es una herramienta más para promocionar esta afición y para que se tenga más en cuenta. Así pues desde aquí, como no podré asistir al evento y no se lo podré decir a la cara, suerte con el concurso, sois unos innovadores.