martes, 7 de noviembre de 2017

EL LADO OSCURO DE LA ORNITOLOGÍA: Criadores liantes.

Siempre hablamos del lado bueno de la ornitología, hablamos de premios, de buenos pájaros, de la buena gente que conocemos pero al menos de cara al público no hablamos de ese lado oscuro dentro de la afición, las estafas, los robos, los engaños, las mentiras... en el blog de Aviario Andrés sí lo vamos a hacer, os invito en esta sección a bajar a las cloacas de este mundo.

Hoy empezamos con el tema de la venta de pájaros, posiblemente dentro de esta afición el aspecto dónde más oscuridad hay, mucha mentira, muchas verdades a medias, mucho interesado con ganas de estafar... pero vamos a concretar un poquito porque la comercialización de pájaros da para muchos artículos, hoy vamos a hablar en concreto sobre los criadores liantes. No vamos a hablar de situaciones personales, entre otras cosas porque hace años ya que no me ocurre pero vamos a sacar a la palestra un tema que los criadores más noveles desconocen.

A mi la venta de mis canarios es una etapa que odio, es así, no disfruto nada, vendo canarios por el simple hecho de que seleccionar implica también deshacerte de parte de la producción y ponerla a disposición de otros criadores interesados en tu trabajo. Punto. Por generalizar un poco yo simplifico los criadores y los divido en dos grupos, los que te hacen la vida sencilla y los que te la complican.

La venta de los canarios debería ser el proceso más simple del mundo, el criador te llama, te dice lo que busca, le muestras lo que tienes y si le gusta y le parece correcto el precio los compra, así de simple es y así debería ser siempre. Así compro yo los pájaros. Y gracias a Dios muchos criadores son así, pero luego te encuentras la otra cara de la moneda, esos liantes que te llaman, que no tienen nada claro, que no transmiten seguridad ninguna, que se ponen a regatearte con el precio, que te ponen pegas de la calidad, que incluso llegan a ser hasta maleducados y que muchas veces te dejan tirado con la reserva hecha. Esos criadores sin verguenza son muy comunes y son los que a mi al menos me quitan las ganas de vender pájaros.

A mi estas actitudes cada vez me molestan más, porque realmente comprar canarios o cualquier ave es una cosa muy simple, es de si o no, lo quiero o no lo quiero. A mi en la vida se me ocurre regatearle el precio a un criador, el pájaro vale tanto, me lo puedo permitir o no, punto. Tampoco se me ocurre poner pegas a la calidad, porque si veo los pájaros o me gustan para comprarlos o no, sin más y por supuesto si tengo una reserva hecha apechugo porque hay que ser serio, yo por eso desde hace años lo que hago es un sistema de prereserva y de reserva y así evito este problema que he tenido muchos años,  porque si no tienes dinero y no te lo puedes permitir deberías haberlo pensado antes y si al final te has hecho otros planes demuestras ser una persona poco sería. Yo cada vez vendo menos pájaros a este tipo de gente, los que se llevan pájaros de casa les han gustado y están conformes con el precio, es muy simple, intentemos huir de este tipo de criadores que sólo hacen que darnos más trabajo y mala fama, busquemos gente sería, honesta y con las ideas claras y podremos vender los pájaros de forma fácil y rápida.