jueves, 4 de enero de 2018

LA RAZÓN POR LA QUE DEBES DEJAR SIEMPRE PAREJAS VIEJAS

Ya hemos dicho muchas veces que el mundo de la genética es muy complejo y que nunca lo podemos controlar al 100%. Por mucho que sepamos siempre habrá algún emparejamiento dónde fallemos, o pájaros que no den el resultado esperado. Pese a esta incertidumbre perpetua es cierto que si aprendemos las claves de una raza avanzaremos muy probablemente cada año, llenando poquito a poco el vaso hasta el objetivo marcado.

Hay muchos criadores que con el objetivo de avanzar desprecian a los pájaros adultos o viejos y se centran en hacer parejas nuevas, a priori mejores pero esto que parece la decisión más correcta se puede tornar en el mayor error posible. Nunca hay que despreciar un pájaro adulto, el pájaro joven es como un melón sin abrir, puede parecer bonito y seguramente lo sea pero no hay ninguna garantía de que den buena calidad, en cambio los pájaros adultos están más o menos contrastados, ya han mostrado lo que pueden dar. Por ello mi consejo es por supuesto hacer parejas nuevas pero siempre dejar algo de la base, con pájaros adultos.

Vosotros haced la prueba, imaginad que teneis mucho dinero y que le ofreceis a un criador, campeón del mundo que te venda su pájaro campeón o sus padres. ¿Que creeis que haría? Pues si tuviera que venderte uno te vendería el campeón. Es muy fácil, ese pájaro es muy bueno pero no sabemos que va a dar, en cambio sus padres quizás sean peores pero han dado un campeón del mundo. Este es uno de los conceptos más sabios que debeis aprender.

Yo siempre pongo a criar cierto número de parejas viejas, y os voy a explicar la razón por la que hago esto con un ejemplo.

Os pongo un ejemplo que os va a quedar muy claro, imaginad que estais jugando a un videojuego, el juego tiene varias pantallas que vas superando hasta que llegas a la última y ganas. Cuando tu has conseguido una pantalla más, guardas la partida para empezar desde ahí el próximo día, esa es la dinámica de los juegos, pero... ¿Que pasa si no guardas? Que empiezas de 0 otra vez y así es mucho más dificil ganar el juego. Pues con los pájaros igual es bueno avanzar si pero deja alguna pareja buena adulta para que si tus cruzamientos planteandos, tus emparejamientos planteados han dado mal resultado tengas al menos por dónde empezar, es un seguro, es como guardar partida, asegurar el paso.

Y esto de no guardar la partida pasa muchas veces, ¿cuantas veces hemos visto pájaros espectaculares de un criador y al año siguiente ver como su calidad ha descendido, ha caido exageradamente? Pueden influir muchos factores pero desde luego este es uno.

Así pues, el consejo del día, APRENDE A GUARDAR LA PARTIDA.