lunes, 12 de febrero de 2018

CUIDADO CON LOS FALSOS MARFILES

Cuando empecé con los canarios marfiles mosaico prácticamente nadie tenía esa mutación en España, las pocas líneas que había de calidad eran todas de origen italiano. Después de mover viento y marea tuve la suerte de encontrar unos cuantos de calidad con los que empezar, me tiré meses y meses buscando, fue muy dificil. Lo gracioso del tema fue que al llegar a casa se los enseñé a un amigo, él era criador pero con 0 idea sobre razas y genética, él tiene una voladera llena de pájaros y ya está, por supuesto que le encantaron mis nuevos pájaros pero me dijo algo que me descolocó, me dijo que él tenía de esos. Lo primero que supuse es que se había equivocado, como va a tener esta raza si yo no la he encontrando en ningún sitio me dije pero él insistio, con tanta seguridad y confianza que empecé a creerlo. Al cabo de dos días le llame para ver sus pajaritos, convencido de haber encontrado milagrosamente otro criador de la raza y en mi misma localidad, todo un lujo.

Al llegar a su voladera me enseñó tres canarios que había en una esquina y allí ya me di cuenta del error, eso no eran amarillos marfiles mosaico, eran blancos dominantes. Ahora mismo seguro que algún lector se está diciendo, tu amigo no tiene ni idea, anda que no hay diferencia entre un blanco dominante y un mosaico. Cuidado que no es tan fácil.

Como bien sabeis el canario blanco dominante tiene lipocromo amarillo en las remiges, poca cantidad si es de calidad pero esa es su seña de identidad sin embargo si no controlamos bien la selección de este pájaro el amarillo, que suele dar un tono amarfilado se extiende también a los hombros, cubriendolos incluso de una forma muy clara. Lejos de ser un error común de un ignorante puedo afirmar que he visto en más de un concurso de cierto prestigio blancos así que pasarían por canarios marfiles mosaico. Para evitar esta confusión hay que tener claras dos cosas, la primera es que el marfil mosaico debe tener pigmentado el obispillo, mientras que el blanco no lo tiene, la segunda es que los blancos dominantes de mala calidad muestran remeras muy coloreadas de amarillo, mientras que los marfiles mosaico rara vez, muy rarísima diría yo marcan esta zona. Además atentos siempre a las hembras mosaicas porque ya confundir un macho mosaico de un blanco es imposible.

Pero bueno pongamos que esto es un error muy gordo, confundir un amarillo marfil mosaico con un blanco dominante es bastante improbable pero existe otra gama con la que sí hay verdadera confusión, el amarillo mosaico.


Son colores distintos dirán algunos, no se pueden confundir. Bueno bueno para el carro, como bien sabreis el lipocromo amarillo tiene diversos tonos, podemos decir que el color que se busca es el amarillo limón, pero existe tanto exceso como defecto, el exceso sería el amarillo oro o dorado y el defecto el amarillo de refracción o amarfilado. Centrándonos en este último todo criador de canarios amarillo mosaico saca un cierto número de pájaros cada X tiempo con este tono, un color muy apagado, normalmente con mucha nevadura y que sí genera verdadera confusión con el marfil. Lógicamente la herencia es la clave, el marfil es una mutación ligada al sexo y recesiva pero existe verdadera confusión incluso entre criadores avanzados. Sin ir más lejos, y lo comentamos aquí, en el nacional del pasado año un equipo de amarillo mosaico que tenía todas las papeletas para ganar fue descalificado por presentar un pájaro marfil, una hembra concretamente. El criador asegura que no hay restos de marfil en su casa por tanto es posible que sea un caso de confusión entre un amarillo amarfilado (No mutado) y un marfil.

Como veis parece fácil pero este error está a la orden del día. Ojo avizor por tanto con los marfiles mosaico.