miércoles, 7 de marzo de 2018

5 MANERAS TONTAS DE SUFRIR ENFERMEDADES

A los criadores nos encanta hablar y leer sobre como curar enfermedades, nos encanta descubrir un nuevo fármaco, o una nueva manera de solucionar los problemas de los pájaros pero... a la vez, y me incluyo yo también cometemos errores de libro que provocan el contagio de la enfermedad, es decir, nosotros mismos muchas veces somos la causa de la enfermedad.


Parece una paradoja pero es cierto, en muchas ocasiones las enfermedades las provoca el criador por una mala actuación o un mal manejo cotidiano.

Por eso hoy os voy a mostrar 5 maneras tontas de provocarnos enfermedades.

1. LIMPIEZA: Parece de perogrullo que en una jaula estándar primero limpiamos la bandeja y luego la rejilla, siempre en ese orden. Pues todavía hay criadores que lo hacen al revés.
El pájaro durante ese rato que el criador limpia la rejilla contacta con sus heces, incluso puede ingerirlas cerrando ciclos parasitarios y contagiandose de decenas de patógenos, al día siguiendo, pájaro enfermo.

2. JERINGAS: Caso típico, tenemos una nidada enferma, vamos a darle papilla a ver si tiran para adelante. Y con la misma jeringa, ya que estamos y sobra comida alimentamos a otro pichón débil de otro nido. Ahora por tontos el problema que estaba a priori aislado en una pareja puede estar en varias. He visto criaderos enteros irse al traste por esta idiotez. Las jeringas siempre bien desinfectadas en cada uso y si puede ser una jeringa diferente por pareja.


3. PÁJARO ENFERMO: Pongamos que eres un criador que sabe mucho sobre enfermedades, ves en un jaulón por ejemplo a un pájaro enfermo y lo aislas. Hasta ahora genial, bien hecho. Pero cada día que entras te dedicas a darle de comer y limpiarle la jaula antes que a los otros. Manera fácil de porpagar una enfermedad. Esto gravadlo a fuego, los pájaros enfermos se les atiende los últimos, siempre.

4. ASINTOMÁTICOS: Otro caso super típico, pongamos la misma situación que antes, pájaro enfermo, lo aislamos. Muy bien. Unos días después el criador pasa algunos de sus compañeros de jaula a otra jaula. Error, ¿quien te dice a ti que esos pájaros aparentemente sanos no estén contagiados? Nadie. Hay que tener muy claro lo que singnifica la palabra asintomático, pájaro sin evidencia de enfermedad, sin síntomas, pero que puede tener la enfermedad. Por ello siempre cuando aislamos a un pajaro, tened controlada la jaula de dónde procede.


5. CUARENTENA: Y ya el error clásico, clásico, son las cuarentenas, la mayoría de criadores no hacen buenas cuarentenas. Tener muy claro que un criadero bien saneado el mayor riesgo que tiene es la introducción de nuevos pájaros.