lunes, 2 de julio de 2018

10 CLAVES PARA CONSEGUIR LA MUDA PERFECTA

Acabada la cría parece que el cuerpo se relaja, los grandes sacrificios a los que nos somete esta etapa terminan ya, pero en un criadero nunca debemos bajar la guardia y la muda es un periodo crítico. Una buena temporada de cría se puede chafar con una mala muda y por eso pese a que sea un periodo más relajado hay que estar muy atentos a los pájaros.


Hay tres cosas que hay que tener en cuenta, primero, la muda es un periodo duro para los pájaros, el cambio de plumaje es un proceso metabólico que provoca una bajada de defensas muy importante. El sistema inmune se debilita con lo cuál el pájaro también. En segundo lugar hay que considerar que en el 99% de los criaderos en este periodo es cuando más pájaros hay, con lo cuál más riesgo de hacinamiento y por tanto de transmisión de enfermedades. Y por último, no sólo es un periodo clave por el riesgo sanitario sino porque no tendrás éxitos en los concursos si no haces una buena muda, un mal verano en el criadero puede suponer perder todas las opciones a premio.

Por todo esto necesitamos tener muy claro cuáles son las claves para conseguir una muda perfecta, la mayoría las conocemos pero hay que recordarlas como el padre nuestro.

1. QUITA LUZ:
Quizás la cosa más importante para una buena muda, reducir la luz de tu criadero, tranquiliza a los pájaros, reduce muchísimo el picaje y es también importante para que el gasto energético no sea excesivo. En criaderos con luz artificial a veces resulta tan simple como quitar los leds estos meses, en aviarios al natural puede ser necesario tapar ventanas con telas, mosquiteras, cortinas... cualquier cosa vale pero no se nos olvide que debe haber ventilación, así que recomiendo telas que transpiren.

2. ¿LA MUDA EMPIEZA EN VERANO?
Esta es sin duda una de las grandes cagadas de muchos criaderos, la muda no empieza justo al acabar la cría, los pichones empiezan la muda poco después de destetarse, con lo cuál si un pájaro ha nacido en enero seguramente en marzo ya esté mudando, osea que en este pájaro la muda no empieza en junio sino 3 meses antes, incluso muchas veces el pájaro ya ha terminado la muda antes del verano, debemos garantizar que desde que se separa de los padres empieza a mudar bien. El problema es que muchos criaderos masificados y con falta de espacio fallan en esto.

3. PULVERIZADORES:
Valen poquísimo dinero y son en mi opinión una herramienta fundamental, sobretodo necesaria para los pájaros noveles que serán los futuros participantes en concursos. Todos sabemos que el baño es fundamental en esta época si queremos concursar con garantías, eso es inapelable y por eso prácticamente todos los criadores ponen bañeras periódicamente pero... hay un problema, y ese problema se llama que muchos pájaros no se bañan o al menos no lo hacen como debieran, es por eso que pulverizar los pájaros es la mejor herramienta para mantenerlos en perfectas condiciones. Un poquito cada día o cada dos días es suficiente.

4. OBSESIONATE CON EL PICAJE:
El gran enemigo en el verano de un criadero sano es el picaje, nos puede destrozar la temporada y por ello hay que poner todos los remedios posibles, no masifiques, poca luz, usa cuerdas, bañeras, bolas de grasa... lo que te funcione.


5. GRASA PARA EL CUERPO:
Las personas oimos verano y grasa y nos echamos para atrás, comida ligera, fruta fresca... pero en los pájaros este nutriente resulta fundamental, porque en la muda tenemos que buscar que los pájaros brillen y para ello la grasa es un nutriente esencial, mete semillas tipo oleaginosa, por ejemplo la linaza va genial en este y busca también una buena pasta mórbida, más grasa que las secas.

6. ESPACIO:
Al ser la muda la época dónde más pájaros tenemos, los criaderos se masifican, tenemos que espaciar los pájaros lo máximo posible, por ejemplo si tenemos una jaula de 60 cm, 3 o 4 pájaros ya es bastante, o en una de metro 8 por ejemplo está bien.

7. ACIDIFICA EL AGUA:
Con el calor el agua pierde muchas virtudes y determinadas poblaciones contaminantes se pueden desarrollar, por eso es el verano una época perfecta para acidificar el agua, así dura más en mejores condiciones, se puede hacer periodicamente o todos los días a baja dosis, no hay riesgo ninguno.

8. DEJA DE SUPLEMENTAR EN EL AGUA:
Muchos criadores aportan suplementos a los pájaros en el agua, de hecho, algunos de los mejores complementos nutricionales son para el agua pero según que productos es arriesgado porque creamos un caldo de cultivo perfecto, aporta las vitaminas, los probioticos y los protectores hepáticos en la pasta mejor y cuidado sobretodo con medicamentos muy glucosados como la nistatina.
Si quieres seguir usando estos productos en el agua renueva muy frecuentemente, si puede ser hasta 2 veces al día.

9. DEJA A LOS PÁJAROS EN PAZ:
Típico de la muda, nos nace un pichón bonito y todos los días haciendole foto, lo metemos en jaula para hacer unos vídeos para el facebook... cagada, cagada, cagada. No os podeis imaginar la cantidad de futuros campeones que se estropean así. Si teneis un pájaro estrella dejarlo tranquilo, ya habrá tiempo para fotos en el concurso.

10. REFRESCA:
El cambio climático es una realidad aunque muchos aún la nieguen, y los criadores nos tenemos que empezar a acostumbrar a las olas de calor, los pájaros aguantan bastante bien la temperatura pero llega a un punto que pueden morir, así que refrescalos, pulverizando, poniendo ventiladores suaves que no les den directamente, frutas y verduras fresquitas... lo que se te ocurra.