martes, 31 de julio de 2018

SE DESTAPA EL ESCÁNDALO DE LOS ROBOS EN EL MUNDIAL

Parecía que el tema de los robos en el mundial había quedado aparcado y lleno de incógnitas aún, sin embargo la COM ha empezado a actuar con mano de hierro para intentar paliar este escándalo que evidentemente ha dado muy mala imagen a ciertas federaciones, sobretodo la portuguesa y que por supuesto ha salpicado a la confederación ornitológica mundial.

Como bien sabreis un nutrido número de criadores reclamó la desaparición de algunos de sus mejores ejemplares, muchos se debieron a errores en la entrega ya subsanados, otros en cambio fueron catalogados directamente como robos, con todas las letras. Días después llegó el bombazo informativo de que algunos de esos pájaros, concretamente varios del criador español José García Bañares habían sido encontrados en los transportines de ciertos criadores portugueses de renombre, se culpó incluso a quizás los dos criadores lusos más famosos, el archiconocido Carlos Moia y Vitor Jesus.

Bueno pues bien, la Confederación Ornitológica Mundial siguió indagando y confirma 3 sanciones históricas.

La COM confirma la deshonrosa infracción de los criadores lusos Vitor Jesus y Nuno Sobral y les prohibe taxativamente participar en actividades COM, exposiciones internacional y por supuesto el Mundial hasta 2028, 10 años, que se han reducido finalmente a 9.

Respecto al caso más mediático, el de Carlos Moia, la conspiración sigue, sus pájaros fueron recogidos no por él, sino por otro criador llamado Rui Belchior y aunque se reconoce haber encontrado un pájaro del criador José Bañares no se puede asegurar su participación en los hechos. Para este la suspensión será sólo de un año.

Evidentemente los afectados pueden recurrir y seguro se ampararán en los errores de control ocurridos en el pasado mundial de Italia, pero desde luego su imagen queda dañada seriamente y con ellos, aunque no tuvieran la culpa del todo,  la imagen de la federación portuguesa.

Resulta siempre escandaloso y vergonzante que se produzcan robos, más si cabe en un campeonato de estas características y con criadores implicados con tanta fama como estos.